En el último arbitraje de la saga de arbitrajes de inversión consecuencia de la Ley 42 y posterior Decreto 662 por los que el Ecuador elevó al 90% los llamados “Impuestos Extraordinarios” a las ganancias petroleras, presentado por la empresa de capital francés Perenco Ecuador Limited en contra de la República del Ecuador (Petroecuador) en Centro Internacional de Arreglo de Diferencias (CIADI). El tribunal arbitral, compuesto por el presidente Peter Tomka y los co-árbitros Christopher Thomas y Neil Kaplan dictaron el pasado 27 de setiembre el Laudo final en el que se condenó al Ecuador a pagar una indemnización ascendente a US$ 471 millones.

En este caso, la República del Ecuador presentó una reconvención por daños ambientales durante la explotación de los bloques que fue parcialmente aceptada por el Tribunal. Por lo que el Tribunal condenó a Perenco a pagar US$ 54 para subvencionar los costos emanados de la restauración del medioambiente ubicado en las áreas de operación de la petrolera.

El pasado 3 de octubre el Ecuador presentó solicitó la nulidad de dicho Laudo ante el CIADI.