La Corte Federal de Australia dio efecto a dos laudos CIADI dictados en contra de España en un arbitraje iniciado al amparo del Tratado de la Carta de Energía por modificaciones en la normativa española que tuvieron incidencia en las inversiones de la demandante (Eiser Infrastructure Ltd. v. Reino de España). La Corte rechazó el argumento de España relativo a la inmunidad de jurisdicción de las cortes australianas respecto al Estado español. 

La Corte Australiana diferenció entre la ejecución (“execution”) y la aplicación de un laudo arbitral (“enforcement”). Tomando ello en consideración, reconoció que el artículo 55 de la Ley de Inmunidades de Australia dispone que las reglas sobre inmunidad aplican a la ejecución (“execution”) de un laudo, sin referirse al reconocimiento o aplicación del mismo (“recognition or enforcement”). Dado que los inversionistas únicamente solicitaron la aplicación del laudo, mas no la ejecución, el Estado español está sujeto a la jurisdicción de las Cortes australianas.