El caso Chevron es uno de los arbitrajes más importantes y complejos que ha enfrentado el Ecuador. En el laudo de este caso, el tribunal reconoció que Chevron debía cumplir con remediación ambiental, pero también determinó que la sentencia emitida por los tribunales ecuatorianos, la cual condenó a la compañía al pago 9.500 millones de dólares, era inaplicable en virtud del derecho internacional. El Ecuador interpuso un pedido de anulación respecto del laudo, pero la corte holandesa que conoció la anulación ha denegado el pedido. En ese sentido, el laudo internacional ha sido confirmado. 

Ha habido varios pronunciamientos respecto de la decisión de las cortes holandesas. Los activistas ambientales han mencionado su inconformidad con base en la afectación que aún tendría la zona en la que operaba Chevron. Por su parte, la empresa Chevron ha mencionado su satisfacción respecto del pronunciamiento y ha indicado que el programa de remediación ambiental ha sido aprobado por el Estado Ecuatoriano y completado exitosamente. Por ello, la compañía se considera liberada de toda responsabilidad y puntualiza que cualquier afectación a las condiciones ambientales actuales recae en Petroecuador; pues es quien se encuentra operando en la zona.

Tu carrito